la de blanco

@thegraphicalapeSiempre lo supo. No soportaba el perfume barato confundido entre los sudores y el tabaco. Eran sus compañeras las que desde pequeña la habían cuidado con maternal esmero, con una dedicación que obedecía al truncado instinto maternal que ellas tenían. A la misma vez eran su madres, maestras, consentidoras, protectoras e institutrices. La instruyeron. Con tal denuedo la prepararon que se había convertido en la mejor de las meretrices, entre ellas no tenía comparación, pues destiló la sabiduría de sus madres, era la quintaesencia de las artes de todas. Era el resumen, la compilación y el compendio de todos sus saberes, de cada una de sus habilidades.

Siempre lo supo. Pero era la única vida que había conocido, todos sus referentes, sus álter ego, sus modelos, arquetipos, cánones, paradigmas, moldes y maniquíes eran aquellas putas cuarentonas a las que tanto amaba. A las que tan secretamente despreciaba. A quienes reverenciaba con el amor de la mejor de las hijas. A quienes denostaba por haberla convertido en aquello que tanto repudiaba.

Siempre lo supo. Vestiría de blanco, que era el color de la pureza y la dignidad. Caminaría siempre la última esgrimiendo hábilmente la sombrilla para no ser reconocida.

Siempre lo supo. Tenía que haber una vida en la que ella sería quien eligiera a su amante, porque en total y absoluta libertad, ella, siempre lo supo, hubiera elegido el cuerpo de otra mujer.


♻ miotroblogsite ahorra papel

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: